BOLS.jpg

 CUENCOS TIBETANOS

Un cuenco Tibetano es un objeto sagrado, es capaz de crear y sobretodo modificar nuestra energía.

 

Son instrumentos de Sanación y meditación milenarios procedentes de los hymalayas.

 

Los cuencos antiguos estaban realizados por 7 metales que tenían relación con los7 chakras y sobretodo con los 7 astros que se conocían en la época de su elaboración. Actualmente llevan 5:
mercurio//Mercurio (niquel) Hierro// Marte, Estaño(cinc)// Júpiter plomo//Saturno y Cobre//Venus

 

La astrología en culturas antiguas era una ciencia sagrada, de esta forma los cuencos nos conectan también con la energía de los diferentes planetas.

 

En sus sesiones activamos la vibración de los Cuencos provocando sonidos y frecuencias armónicos y envolventes entrando en contacto con
el cuerpo y las ondas vibracionales.

Las Vibraciones// El poder sanador de los cuencos tibetanos:

 

El principio de sanación con cuencos tibetanos y de cualquier terapia sonora parte de una máxima; TODO está en un estado constante de vibración, desde un objeto hasta el universo, pasando por el planeta tierra y como no por nuestro cuerpo.

 

En realidad nuestro cuerpo es como una orquesta, cada parte de el: órganos, huesos, músculos, vísceras…tiene una vibración propia.

 

Revitaliza y restaura la propia frecuencia de resonancia del cuerpo, cesando todo desequilibrio.

 

Vibrar en una frecuencia correcta y en equilibrio, es muy importante para nuestra salud y equilibrio

 

Beneficios

 

Los sonidos del cuenco hacen que el cerebro quede en un estado de calma.

 

Se Consigue estar en el momento presente, en este instante único.

 

Facilita la meditación

 

Equilibra el cuerpo físico, emocional, mental y espiritual

 

Elimina contracturas musculares

 

Aumenta nuestra energía, la creatividad, la concentración y la capacidad de acción

 

Levanta estados de ánimo

 

Reduce estados de ansiedad, depresión, estrés, insomnio e hiperactividad

 

Agudiza el sistema auditivo y la visión

 

Es muy importante que durante el día que se recibe el tratamiento y al día siguiente se beba bastante agua, ayuda a nuestro cuerpo a eliminar esas toxinas que hemos liberado durante la sesión.
El objetivo principal es conseguir tener acceso a un estado de salud y bienestar físico, mental y emocional para conectar con tu ser interno, esa paz que llevamos todos dentro.